Impacto Ambiental

La propiedad seleccionada para el mega hotel y casino es ambientalmente sensible. Queda a menos de 500 metros de la Reserva Marina Tres Palmas, la mitad oriental de la propiedad está ocupada por humedales, y el límite sur de la propiedad es una quebrada que lleva toda la escorrentía desde la propiedad hasta el océano, incluidas muchas playas de baño.

Movimientos ilegales y sin permisos de relleno en la propiedad, en violación a leyes locales y federales, han enterrado la mayor parte del humedal con una capa de relleno de entre seis y ocho pies de altura, enterrando a una comunidad saludable de jueyes durante su temporada reproductiva, en la que la captura de esta especie está prohibido (veda).

A pesar de estas violaciones y la presencia de recursos ambientales sensibles en las cercanías, la oficina de permisos de Puerto Rico (Oficina de Gerencia y Permisos, OGPe), aprobó una evaluación de impacto ambiental a través de una Recomendación Ambiental, que es menos estricta que lo que se debe hacer, una Declaración de Impacto Ambiental, que en Puerto Rico requiere audiencias públicas.